Integración de sistemas para Industria 4.0

Mas Ingenieros en Matelec Industry

La Fundación Técnica Industrial, en el marco de sus desayunos temáticos, organizó el pasado 27 de octubre en la Feria Matelec Industry (Feria de Madrid-IFEMA), una jornada donde se trataron dos temas de gran actualidad, como son la “Industria 4.0” y la “nueva automoción”, que contó con destacados ponentes expertos en la materia.

La jornada comenzó con la inauguración del desayuno temático a cargo del presidente de la Fundación Técnica Industrial y del Consejo General de Colegios de Graduados en Ingeniería de la rama industrial de España (COGITI), José Antonio Galdón, que estuvo acompañado por Santiago Quiroga, director de Expansión Internacional de Ifema, y Santiago Díez, director del Área Comercial de Matelec.

Santiago Quiroga agradeció a la Fundación, en nombre de Ifema, que hubiera escogido este espacio como sede para realizar este encuentro. “Hay eventos que se consolidan cuando realmente son capaces de trascender la parte comercial, y acogen la realización de actividades como ésta de la Fundación”, destacó. Por su parte, Santiago Díez subrayó que este año es la primera vez que se pone en marcha Matelec Industry, con muy buenos resultados, “ya que se ha convertido en el primer evento comercial que de manera global mira a todo el tejido industrial de España y Portugal, y que pretender dar respuesta a los desafíos a los que tanto la grande como la pequeña y mediana empresa se enfrentan en la Industria 4.0″.

Hacia la Ingeniería 4.0

A continuación, el presidente del COGITI, José Antonio Galdón Ruiz, ofreció una ponencia con el título “Hacia la Ingeniería 4.0″, en la que señaló que “cuando hablamos de Industria 4.0, de automoción, y de innovación, nuestro principal reto es ser Ingeniero 4.0, es decir, ser los ingenieros que realmente necesita la industria y nuestra sociedad”. En este sentido, explicó que la principal función del Consejo General y los Colegios profesionales es el servicio a la sociedad, que se hace siempre a través del trabajo, en este caso, de los ingenieros. “Por ello, nos preocupamos de que estos profesionales sean siempre los más preparados, los más cualificados, y los que aporten la máxima garantía y profesionalidad a la sociedad”. De este modo, explicó la evolución de las ingenierías, desde antes del Plan Bolonia hasta el momento actual. Antes del Espacio Europeo de Educación Superior, las titulaciones estaban totalmente identificadas con la profesión de Ingeniero Técnico Industrial; sin embargo, ahora no sucede así, ya que las nuevas titulaciones de Grado tienen que cumplir con la denominada Orden CIN 351/2009, para dar acceso a la profesión regulada.

Por otra parte, el presidente recordó que en ningún país del mundo existen dos profesiones de Ingeniero como en España (Ingeniero e Ingeniero Técnico), y lo que marca las diferencias es la exigencia de una habilitación profesional, con tres modelos diferentes que dan acceso a la profesión de ingeniero: la obtención de una licencia para ser ingeniero (EEUU, Canadá, Japón, India, etc); la certificación de profesionales, donde en muchos de estos países la profesión no está regulada, pero sí es requerida dicha certificación por las empresas (Reino Unido, Australia, China…); y estar en posesión del título universitario que da acceso a la profesión regulada, como es el caso de España y América Latina, donde a diferencia del resto de países, no es imprescindible seguir formándose a lo largo de la vida para ejercer la profesión. Esta situación ni fomenta la competitividad ni hace crecer profesionalmente a los ingenieros, y por lo tanto “ésta es una de las patas donde tienen que evolucionar las ingenierías para ser competitivos”. En esta línea, habló sobre las barreras y limitaciones que conllevan las actuales atribuciones profesionales, que también tienen que evolucionar.

“Es necesario pasar de la ingeniería en blanco y negro, a la ingeniería en color, a la Ingeniería 4.0, y que dejemos esos dos niveles de ingeniería, así como el acceso a la profesión única y exclusivamente a través del título académico, y al mismo tiempo que no se limiten nuestras atribuciones en función de las diferentes ramas de la ingeniería. La industria 4.0 necesita esos ingenieros 4.0, y es imprescindible nuestro impulso para la evolución hacia esa nueva Ingeniería”, concluyó.

Primera mesa: “Industria 4.0″

La jornada continuó con la presentación de los servicios de la Mutualidad Mupiti (www.mupiti.es), a cargo de su presidente, José Carlos Pardo García, y tras un breve descanso dio comienzo la primera mesa del desayuno temático “Industria 4.0″, que estuvo moderada por Juan José Cruz García, decano del Colegio de Graduados en Ingeniería de la rama industrial e Ingenieros Técnicos Industriales de Guadalajara.

Todos los ponentes coincidieron al destacar que el potencial de la transformación digital de las empresas productivas es inmenso, en un panorama que cada vez más requiere una mano de obra más cualificada, y que abandona el trabajo manual por el software, con funciones de simulación productiva y control de la eficiencia. La Industria 4.0 empleará los nuevos recursos tecnológicos para reducir costes, y conseguir mejorar tanto los tiempos de producción como la eficacia y la eficiencia en toda la cadena de valor.

Miguel Garcés Moreno, Robots Product Marketing Manager de la empresa de automatización Omron Ibérica, habló durante su ponencia titulada “La robótica industrial en la Industria 4.0″, acerca del funcionamiento de las denominadas “máquinas integradas, inteligentes y conectadas”, y destacó que la seguridad es lo primero. El primer pilar de esta Industria 4.0, por lo tanto, es la automatización integrada: integración del control, de la seguridad, de la visualización, de la información y de la robótica. Al estar todo integrado, la red es la misma, y esto hace que “parezca que el tiempo pasa más rápido, ya que simplemente con pulsar un botón se hace un cambio de producto y la robótica empezaría a hacer otros tipos de trabajo”, explicó.

La segunda ponencia corrió a cargo de Nuria Amescoa Zufiaurre, responsable de área Digital Factory de Lantek Sheet Metal Solutions, que explicó los objetivos de su departamento (software de digitalización) e incidió en que lo que se pretende es que las máquinas ayuden a los profesionales en el desarrollo de su trabajo, pero nunca que los sustituyan. “Nuestra intención es que el software ayude a las personas a ser mejor empleados, más productivos y más precisos”, indicó. Por lo tanto, el software tiene que adaptarse a cada fábrica, y que cada una tenga lo que necesita. Uno de los proyectos en los que están trabajando actualmente es en la llamada realidad aumentada, para poder identificar a partir de las formas de las piezas que están fabricando, la información relevante de las mismas (pedidos, clientes, fechas de entrega de las piezas, etc).

Por su parte, Antonio Mas Vicent, responsable de negocio de Mas Ingenieros, habló sobre “La implantación práctica real en las industrias”. De este modo, se remontó a los orígenes de la Industria 4.0, y destacó que desde los años 70 se ha venido hablando de Digital Factory, Smart Factory o Digital Manufacturing, entre otros términos, muchos de los cuales no han acabado de cuajar. Sin embargo, el momento clave fue cuando Alemania, para seguir siendo pionera en Europa en el ámbito industrial, en el año 2011, decide impulsar un programa de investigación sobre computadoras en la industria, y se crea el concepto de “Industria 4.0″, que se anunció en la Feria de Hannover de ese año.

“Para nosotros, esta industria tiene que ser una palanca, para tratar de resolver todos aquellos problemas que se presentan en el día a día en el entorno industrial”, expresó. Nacen así los equipos interconectados, recogiendo datos, almacenándolos y analizándolos. Lo importante es saber qué datos son los que necesitamos, y cómo los capturamos, y sobre todo es vital obtener información de los procesos, para mejorarlos.

En esta misma línea, se pronunció Daniel González, ingeniero de la firma Kenkyo Valencia, quien señaló que la integración es básica para ganar en competitividad, y para ello “tenemos que tener claro el resultado que queremos obtener y la selección de los datos”. Además, señaló que hoy en día es fundamental adelantarse a los posibles fallos que puedan surgir, y definir los parámetros críticos. Mediante unos gráficos de control, antes de que se produzca el problema, podemos ver que vamos hacia él, de tal forma que a través de un programa de alarmas, el sistema avisa antes de que se produzca el fallo, y tenemos la oportunidad de corregirlo, lo que reduce los costes y ganamos en proactividad.

Descripción del proyecto

La Fundación Técnica Industrial, en el marco de sus desayunos temáticos, organizó el pasado 27 de octubre en la Feria Matelec Industry (Feria de Madrid-IFEMA), una jornada donde se trataron dos temas de gran actualidad, como la “Industria 4.0”.

Detalles del proyecto
Categoría:

Deja un comentario