Lean automation

Lean Automation: ¿Oxímoron o pleonasmo?

| | No Comments

En el libro Lean Thinking, de Jones y Womack, se hace referencia con entusiasmo a las ventajas que, en determinadas ocasiones, ofrecen las operaciones manuales frente a los procesos completamente automatizados. Leyendo ésto, uno podría pensar: ¿es la automatización algo malo o, cuanto menos, “poco lean”?

En muchas ocasiones, nos encontramos con procesos industriales automatizados que, en palabras de los operarios de planta, no acaban de funcionar de manera correcta. Es entonces cuando se nos consulta a los especialistas en automatización. Y en muchos de los casos, observamos como son los propios responsables de planta los que no confían en sus propios procesos automatizados.

Sin embargo, por nuestra experiencia, somos testigos de los innumerables casos en los que la confianza en los sistemas de control y el buen hacer de los responsables de planta, pemiten mejoras sustanciales en la productividad con leves modificaciones en el control.

Estos dos escenarios planteados, tan contradictorios aparentemente, nos llevan a la siguiente reflexión: los sistemas de control y automatización ayudarán a la producción o serán un obstáculo dependiendo en gran medida del personal que los mantenga y opere con ellos.  Este tipo de sistemas son herramientas que, en manos de gente formada, con experiencia y confianza en ellos, pueden ayudar enormemente a mejorar la producción. Por el contrario, en manos de personal con falta de formación, con poca experiencia o con “pocas ganas”, generalmente son un obstáculo.

Por tanto, ¿qué nos dicen ambas situaciones sobre la relación entre Lean y Automation? En primer lugar, si no encontramos en planta a nadie que domine los sistemas, ante una situación de fallo, la producción tendrá graves problemas. La planta está en manos de equipos que nadie conoce y, en ocasiones, es el motivo por el que ciertas plantas deciden no automatizar demasiado sus procesos.

Los sistemas de control de procesos y automatización son herramientas fantásticas que nos pueden servir para potenciar algo básico en la metodología Lean: usar el talento y las capacidades de cada individuo al máximo. Estos sistemas permiten aprovechar las oportunidades de mejora e implementarlas de manera repetitiva.

Como muchas otras herramientas, los sistemas de control y automatización pueden ser de gran ayuda en la implantación y desarrollo de la metodología lean, siempre y cuando sean utilizados de manera decuada y por personal formado. De otro modo, si utilizamos la automatización como un método que nos permita reducir personal que directamente nos reduzca el coste unitario del producto, quizás el resultado no sea satisfactorio. Que el concepto Lean Automation sea un oxímoron o un pleonasmo depende pues, como en tantas cosas, del factor humano.

En Mas Ingenieros implementamos los sistemas de control basándonos en premisas tanto funcionales, como de optimización y costes, sin perder de vista que serán los usuarios de los sistemas los que día a día implementarán mejoras en los mismos que permitan reducciones de costes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *